En la Luz de la Verdad

Mensaje del Grial de Abdrushin


1.LIBRO ◄ ► 2.LIBRO
Deutsch
English
Francais
Português
Русский
Український
Magyar
Česky
Slovensky
Contenido


77. Efusión del Espíritu Santo

El acontecimiento descrito en la Biblia, de la efusión del Espíritu Santo sobre los discípulos del Hijo de Dios, es para muchas personas un fenómeno aún inexplicable, considerado frecuentemente como extraordinario, como sólo habiendo ocurrido en aquella única vez y, consecuentemente, como sucedido de modo arbitrario.

En esa consideración errónea reside, sin embargo, también precisamente la causa de lo aparente “inexplicable”.

¡El acontecimiento no fue aislado, no fue llevado al efecto especialmente para los discípulos, pero ha sido desde el existir de la Creación un fenómeno que se repite regularmente! Con ese reconocimiento él también perderá pronto lo inexplicable y se torna comprensible a los lectores del Mensaje del Grial que examinan seriamente, sin con eso perder en grandeza, pero, al contrario, mucho antes tornarse aún más grandioso.

Quien haya estudiado con atención mi Mensaje del Grial ya pudo también haber encontrado en ella la solución para eso; pues ha leído también la aclaración “El Santo Grial”. Ahí he mencionado la renovación de la fuerza, que se repite regularmente todos los años para la Creación entera. ¡Es el momento en que nueva fuerza divina se derrama en el Santo Grial para la conservación de la Creación!

Con eso surge por momentos sobre el Grial la “Paloma Sagrada”, que es la forma espiritual visible de la presencia del Espíritu Santo, que pertenece directamente a la “forma” del Espíritu Santo, que, por lo tanto, constituye una parte de su “forma”.

Como la Cruz es la forma espiritual visible de la Verdad divina, así la “Paloma” es la forma visible del Espíritu Santo. ¡Ella es la forma, de hecho, y no imaginada solamente como forma! Como ya dije detalladamente al respecto, indico la disertación. *(Disertación Nro 44: El Santo Grial)

Esa renovación de fuerzas por el Espíritu Santo, es decir, por la voluntad viva de Dios, que es la fuerza, ocurre cada año en un tiempo muy determinado en el santuario del supremo Burgo o del Templo, que abriga el Santo Grial, el único punto de ligazón de la Creación con el Criador, y por eso también llamado de Burgo del Grial.

La renovación puede ser designada también de efusión de fuerzas, es decir, efusión del Espíritu Santo o, más nítidamente aún, efusión de fuerzas por el Espíritu Santo, pues el Espíritu Santo no es acaso derramado; ¡por el contrario, él derrama fuerza!

¡Una vez que los discípulos en aquél dia se encontraban reunidos, en memoria de su Señor, que había ascendido, que les había prometido enviar el Espíritu, es decir, la fuerza viva, entonces, en esa recordación ha sido proveída una base de anclaje para que, en el acontecimiento que se realizaba en la misma hora en el puro espiritual, éste se efectuase en determinado y correspondiente grado, directamente sobre los discípulos reunidos en la Tierra, sintonizados en devoción! Principalmente porque el camino para esos discípulos había sido posibilitado y allanado más fácilmente por la existencia terrena del Hijo de Dios.

Y por ese motivo aconteció lo milagroso, que de otra forma no hubiera sido posible en la Tierra, cuyo vivenciar es transmitido en la Biblia. El vivenciar pudieron los evangelistas describir, pero no el verdadero acontecimiento, que ellos mismos no conocían.

¡El Pentecostés vale, pues, para los cristianos como recordación de ese acontecimiento, sin que tengan un presentimiento de que efectivamente, más o menos en esa época, sea siempre el dia de la Paloma Sagrada en el Burgo del Grial, es decir, el dia de la renovación de fuerza para la Creación por el Espíritu Santo! Evidentemente ni siempre exactamente en el dia de Pentecostés calculado en la Tierra, pero si en su aproximada época.

¡En aquél tiempo, la reunión de los discípulos coincidió exactamente con el hecho real! ¡Más tarde será conmemorado también aquí en la Tierra, regularmente y en la época cierta, como la suprema y más sagrada solemnidad de la humanidad, en que el Criador regala, siempre de nuevo, Su fuerza conservadora a la Creación, como el “dia de la Paloma Sagrada”, es decir, el dia del Espíritu Santo, como grande oración de gratitud a Dios-Padre!

Será celebrado por aquellas personas que finalmente estén concientemente en esta Creación, que alcanzaron a conocerla entonces de modo cierto en todos sus efectos. Debido a su sintonización devocional en la época exacta, será también posible que, cuando se abran, llegue, recíprocamente, de nuevo la bendición viva hasta abajo, hasta la Tierra, y se derrame en las almas sedientas, como antaño en los discípulos.

Paz y jubilo traerá entonces esa época, que ya no más está tan lejos, si las criaturas humanas no fallen y no quieran estar perdidas por toda la eternidad.

Mensaje del Grial de Abdrushin


Contenido

[Mensaje del Grial de Abdrushin]  [Resonancias del Mensaje del Grial] 

contacto